Páginas vistas en total

jueves, 19 de abril de 2018

LA ESPAÑA CATÓLICA DE SIEMPRE



En mayo de 1998, durante el Congreso Internacional de los Movimientos Eclesiales, el papa Juan Pablo II oficializó en Roma el apoyo del Vaticano a estas congregaciones. Fue un punto de inflexión para los grupos ultracatólicos, la baza que el pontífice jugó para hacer resurgir el catolicismo que, poco a poco, se iba diluyendo. Wojtyla había comenzado a formar un auténtico ejército vaticano.
Mientras, en España, el entonces presidente del gobierno, José María Aznar, se apoyó también en estas comunidades para impregnar a la sociedad española de un aire neoconservador. Les devolvió los favores en forma de subvenciones públicas que, a día de hoy, aún son el principal sustento de estos grupos. Su fuerte vocación de poder ha provocado que todas estas congregaciones hayan copado las instituciones políticas, religiosas, financieras o educativas. Mediante el eufemismo del “humanismo cristiano”, se han dedicado a hacer proselitismo de los dogmas de la Iglesia.


LA ESPAÑA ULTRA CATÓLICA  ULTRA DERECHA Y DEL NACIONALCATOLICISMO









miércoles, 18 de abril de 2018

LA BLASFEMIA EN UN ESTADO LAICO DEL SIGLO XXI


"Yo me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso"

Comentario de Pedro Taracena Gil

Únicamente este titular puede constituir un delito en un Estado falangista, fascista y franquista.  Quienes tutelaron la Constitución de 1978 fueron los mismos que se sublevaron (Alzamiento Nacional) contra la República, ganaron la Guerra Civil (Santa Cruzada de Liberación Nacional) e implantaron la Dictadura (Movimiento Nacional). En 1977 decretaron la Ley de Amnistía que dejó impune el Genocidio Franquista 1936-1975. A pesar haber restablecido formalmente el Estado de Derecho, España como país ha perdido el tren de la Historia. El Nacionalcatolicismo impregna la vida en la mentira del Régimen Monárquico de 1978. A pesar de “disfrutar” de una Constitución aconfesional, el Maridaje Iglesia-Estado y la Alianza Trono –Altar está en pleno vigor. La Iglesia fue cómplice de los crímenes franquistas y a cambio aún recibe una dote sustancial del botín de guerra conseguido en su Cruzada de Liberación. Es una vergüenza que el Rey de España se doblegue ante los Obispos y Cardenales. Pero si hablamos de legitimaciones, Francisco Franco masacró al pueblo español y fue invicto Generalísimo de los Tres Ejércitos. El genocidio fue el que le dio la legitimidad para implantar la Dictadura. Y con esa misma sangrienta legitimidad instauró la dinastía Borbónica. Es decir que  los reyes Juan Carlos I y Felipe VI, su propia naturaleza monárquica es de procedencia divina. En el caso español desde la conversión de Recadero. Y Franco fue Caudillo de Estaña por la Gracia de Dios. Según nos recuerdan las monedas acuñadas por su régimen. Este breve ensayo sirve a modo de preámbulo que explica el disparate que pretenden consumar por la implicación de cualquier deidad en la vida civil y democrática de un pueblo. En España los franquistas y católicos viejos, que militan en los Tres Poderes del Estado, se resisten a salir del Medievo. Las consecuencias del Renacimiento, la Revolución Francesa, la Constitución de Cádiz de 1812, la Ilustración, la República, el Concilio Vaticano II, el Post Modernismo, Internet y la Globalización, son asignaturas pendientes en nuestra maltrecha democracia.  Con mucho gusto apoyo la postura, el arrojo y la valentía del insigne actor Willy Toledo.




Willy Toledo está citado a declarar hoy ante el juez por insultar a Dios
El Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid ha citado este miércoles a declarar al actor Willy Toledo por insultar a Dios y a la virgen María en unos comentarios escritos en Facebook. El actor ya anunció que no tenía ninguna intención de acudir a "esta farsa" y que para llevarle al juzgado, tendrían que deternerle. "Si quieren verme, tendrán que venir a detenerme"

Willy Toledo ha sido citado como investigado por unos comentarios en Facebook, en los que criticaba la apertura de juicio oral contra tres mujeres por la procesión de una gran vagina en Sevilla.

La Fiscalía presentó una denuncia ante los Juzgados de Plaza de Castilla contra Toledo por un delito contra los sentimientos religiosos tras recibir una denuncia previa de la Asociación de Abogados Cristianos, que está personada en la causa.

El actor escribió un mensaje el pasado 5 de julio en el que llamaba "energúmena" a la titular del juzgado de instrucción 10 de Sevilla por abrir juicio oral contra tres mujeres acusadas de un presunto delito contra los sentimientos religiosos por llevar a cabo "la procesión del coño insumiso", en el que portaron una gran vagina por el centro de la ciudad andaluza.

"Yo me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso", escribió el actor en su perfil de Facebook.

jueves, 12 de abril de 2018

EL ISLAM

Los 4 mitos más populares sobre el Islam 
que creíste que eran ciertos



El Islam es una de las religiones con más seguidores en el mundo, pero también es una de las peor interpretadas.



Muchas veces emitimos opiniones sobre temas sin conocerlos primero. Y es que la falta de información lo único que genera son prejuicios e intolerancia, sobre todo cuando se habla de temas religiosos. El Islam es una de las religiones con más seguidores en el mundo, pero también es una de las peor interpretadas. Esto ocurre, en parte, por grupos terroristas que venden una falsa imagen, lo que genera conceptos erróneos en la sociedad. Pero realmente el Islam tiene la paz y la justicia como base.
Sobre ella giran muchos mitos. A continuación, te mostramos algunos conceptos que no son verdaderos sobre esta religión:

1. Los musulmanes son árabes

Muchas veces, por ignorancia, se suelen confundir a los árabes con los musulmanes, o a los yihadistas con los islamistas. Sin embargo, se trata de terminologías totalmente diferentes.
El concepto de árabe abarca a todas aquellas personas que nacen en una nación cuya lengua oficial es esa, el árabe, sin incluir aspectos religiosos.  De hecho, los árabes pueden profesar distintas religiones: musulmana, cristiana, entre otras. Por otro lado, los musulmanes son aquellos que profesan el islamismo, religión que cree que hay un solo Dios.


Pero hay que aclarar que ser musulmán no convierte a una persona en un fanático religioso. En el caso de los islamistas, sus prácticas se basan en el Corán y algunos de ellos son considerados como “políticos radicales”. Por último, está el término Yihadista, que fue creado en el occidente para denominar a los integrantes de grupos terroristas que comenten actos violentos justificándolos en el Yihad.

2. El Islam promueve la violencia

Otra creencia común es que el Islam promueve la violencia. En primer lugar, no se trata de un movimiento político, como algunos creen. Y, tal como lo expresó el profesor Rea Aslan, cualquiera será la religión de una persona, si es violento, hará cosas violentas.


Esta confusión de que los islamistas aman la guerra tiene su origen en la palabra Yihad, que muchos interpretan como una “guerra por amor a Dios” o “guerra santa”. Pero la palabra Yihad se traduce como “esfuerzo” o lucha. Aunque algunos se centren en la “lucha por la espada”, el mismo profeta Mahoma aseguró que es la “lucha por el alma” lo que resulta verdaderamente importante; es decir, vencer el mal que hay en cada uno de nosotros.

3. Opresión de la mujer

Otra de las creencias que están muy arraigadas en el mundo es que las mujeres musulmanas son oprimidas y tienen que usar el velo todo el tiempo. Pero lo cierto es que si bien es cierto que dentro del Islam hay movimientos que exigen el uso del velo, el Corán no lo establece.
En cuanto a los derechos, las musulmanas pueden perfectamente educarse, votar, elegir a su pareja y todo lo que puede hacer una mujer en otras partes del mundo. El papel de la mujer incluso está presente en su religión desde sus inicios, pues la mayoría de sus historias provienen de Aisha, una de las esposas de Mahoma, que se encargó de compartir los dichos del profeta y enseñar el Islam. Muchos maltratos a los que son sometidas las mujeres no tiene que ver con su fe, sino con su cultura y tradiciones.


Aunque hay países teocráticos que se fundamentan en el Corán y su interpretación, hay otros en los que las mujeres viven sin ninguna clase de opresión.

4. El Islam es intolerante con otras religiones

Dentro del Corán se habla de la existencia de otras corrientes religiosas. De hecho, en uno de sus 114 capítulos, que se conocen como Sura, se establece lo siguiente: “Si Dios hubiese querido os hubiese reunido en una comunidad única, pero os ha dividido con el fin de probados en lo que os ha dado. ¡Competid en buenas obras! Vuestro lugar de reunión, el de todos, está junto a Dios”.


Entonces, tal como lo dice el capítulo 5,48, se trata de una religión muy tolerante, a pesar de ser monoteísta. Dentro de sus creencias está que las tres religiones principales, que son el cristianismo, judaísmo y por supuesto el Islam, provienen de un mismo Dios. Por otro lado, sus profetas son los mismos: Abraham, Moisés, Noé y Jesús. Para ellos Mahoma vio al mundo a ratificar lo que estos cuatro decían.

LOS CRUZADOS Y LOS YIHADISTAS



CUATRO MITOS SOBRE EL ISLAM


Mural de Carlos Santiesteban

martes, 27 de marzo de 2018

ACUDIMOS AL CONCIERTO DE LAS EMOCIONES




Por Pedro Taracena Gil

Desde muy niños somos conocedores de los cinco sentidos del ser humano: ver, oír, oler, gustar y tocar. Estos cinco sensores constituyen las puertas por donde captamos nuestra sensualidad. Después nos han hablado del SEXTO SENTIDO, se trata de sensaciones sutiles ajenas a la percepción de la realidad y que pertenecen al universo esotérico. Oculto, reservado. Dicho de una cosa que es impenetrable o de difícil acceso para la mente. Doctrina que se transmitía oralmente a los iniciados en ella. En la Antigüedad era impartida por los filósofos solo a un reducido número de sus discípulos.
Otros tratados vienen a explicar que los cinco sentidos de la sensualidad, pueden y deben estar al servicio de la sexualidad. Pero la sexualidad como sentido autónomo y motriz de toda nuestra realidad humana, personal y social, se encuentra en el limbo de los prejuicios y de los complejos. Más aún, la cuestión sexual es una materia a la que es lícito censurar y en muchos de los casos ni mencionar. Tabú encofrado en la misión puramente biológica del aparato genital reproductor, femenino y masculino. No es ningún disparate si hablamos del SEPTIMO SENTIDO.
No solamente tenemos carencia de una educación sexual laica y sin tabúes, sino que ya nuestros ancestros condenaron al ostracismo más inhumano, el derecho a nuestra realización sexual. Realización sexual en libertad, igualdad, respeto y responsabilidad. Este vacío es patente y carece de interés para los responsables políticos de los planes de educación. Debieran corregir esta mutilación y sobre todo para que la educación sexual salga de la clandestinidad más hipócrita.
Nadie es ajeno al tema de la sexualidad. Si se aborda sin perjurios y sin complejos, es fácil hablar de la sexualidad y de las sensaciones y emociones que produce. Porque en todos los seres humanos, salvo aquellos que voluntariamente renuncien a ella, brotan en su interior emociones sexuales. En términos de la cultura clásica es Eros quien hace acto de presencia, ante el principio de que a toda acción corresponde una reacción. Todo estímulo sensual o sexual tiene su respuesta con la excitación erótica.
Todos estos términos se comprenderán mejor si nos adentramos en el mundo de las emociones. Considerando y valorando los órganos genitales y la sexualidad como valores positivos. Es decir, dadores de emociones ajenas a la moral, la religión y las costumbres tradicionales. Para mejor entender la utilización de estos conceptos, es preciso aplicar a cada palabra el contenido que cada persona libremente le otorgue.
Sensaciones como el gozo, el placer, la alegría, el amor, la amistad, la ternura, las caricias, el erotismo, el coito, la masturbación, la felación, sin distinción de sexo, son en términos subjetivos, energía cargada en positivo. Entre los siete pecados capitales, la lujuria es el que está directamente ligado a la sexualidad. Se define como “apetito torpe de cosas carnales” y la virtud contraria a este vicio es la castidad. Pero desacralicemos estos valores morales y religiosos. Para mejor entender este concepto de carga positiva, podemos utilizar el símil de dos asistentes a un concierto de música clásica, donde haya solistas, orquesta y coros. Uno de los asistentes es un simple amante de la música clásica, sin embargo el otro, es un director de orquesta consagrado y además fue concertino de una de las orquestas que él dirigió. ¿Quién apreciará mayor gozó en este maravilloso concierto? ¿Quién de los dos percibirá los matices con mayor agudeza auditiva? Aunque sea muy difícil medir el mundo de las sensaciones y el universo de las emociones.
Este ejemplo sirve para ilustrar que la sexualidad ha sido apartada de las emociones si no está implicada directamente en los gentiles. De esta manera mutilamos nuestra realización sexual. Cuanta mayor experiencia tengamos en el conocimiento y práctica de todos los instrumentos, mayor será nuestro gozo, nuestro placer y mayores satisfacciones compartiremos. El ayuntamiento de los animales se produce a través del instinto, que garantiza la procreación de la especie. Pero en el caso de los seres humanos, la procreación no viene impuesta y pueden realizarse sexualmente al margen de ella. Al margen de cualquier valor moral o religioso, el ser humana es libre de planificar la concepción de sus hijos. El control de la natalidad y la interrupción voluntaria del embarazo, emanan del derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo.
Volviendo al concierto de las emociones. No olvidemos que a todo estímulo corresponde una respuesta. Si el estímulo tiene carga positiva, la respuesta será placentera y positiva. Las emociones pueden venir también con carga negativa: el dolor físico, la tristeza, la angustia… ¿Por qué no responder con todas las emociones, incluyendo las emociones sensuales, sexuales, eróticas y hasta pornográficas? Estos conceptos han de salir del ámbito de la moral y la religión. Lo lúdico, lo impúdico, lo deshonesto desde el punto de vista sexual y la concupiscencia, no irradian en sí energía negativa. La resultante en el estado de ánimo de la persona es sexualmente muy positiva, aunque no estemos ante un acto sexual y genital exclusivo. Una persona realizada sexualmente en libertad, es una persona cargada de energía positiva. Y está mejor preparada para responder ante una invasión de penas, miserias y calamidades de carga a veces muy negativa.
Con este planteamiento, el autor de este brevísimo ensayo, es consciente de que puede ser incomprensible o incluso rechazable por la cultura judeocristiana. Donde el sexo está limitado a la procreación y toda realización sexual al margen de estos fines divinos, es negativa y en muchos casos considerada antinatural.


NUDISMO Y NATURISMO

El ser humano nace desnudo y la sociedad le viste con las vestiduras de la hipocresía. Los ropajes de los complejos humanos y los prejuicios: sociales, religiosos y políticos.