Páginas vistas en total

martes, 5 de enero de 2016

IMÁGENES AGÓNICAS DEL FRANQUISMO


EL ADN DEL FRANQUISMO

Con la muerte del general Franco desapareció un traidor a la República, un golpista sanguinario provocador de la Guerra Civil y un dictador genocida. Con el  fallecimiento del Caudillo de España que lo fue por la Gracia de Dios, con él, desapareció un criminal reconocido por la Historia y sin embargo amnistiado por sus lacayos y secuaces, con la complicidad de La Casta; sumiendo a España en una amnesia dejando impunes sus crímenes de lesa humanidad, ante el escándalo del mundo y la vergüenza nacional. La bien denominada casta que consensuo la mal llamada modélica transición, traicionó al pueblo español en aras de evitar una involución, auténtica falacia, que perdura hasta nuestros días. Demasiados años viviendo en la mentira, sin Memoria Histórica.
Con la muerte del sátrapa, lejos de que su perversión desapareciera de la faz de la tierra, su envenenado testamento fue legado al pueblo español, tutelado por el Ejército, la Iglesia, los Caciques, el Capital y los mal llamados demócratas venidos de la diáspora, el exilio y las cárceles. La Historia ha demostrado que las cesiones que se hicieron al franquismo, no sirvieron para su conversión y mucho menos para su desaparición.
Estamos siendo testigos de los últimos estertores del último gobierno franquista. Pero aunque pierdan el poder los herederos legítimos de Franco, el ADN del franquismo, del falangismo y del nacionalcatolicismo, siguen en los genes del Partido Popular. El antídoto para acabar con este peligro que ha envenenado los últimos 80 años de Historia de España, pasa por unas medidas de emergencia nacional: Denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede, dando paso a un Estado laico; derogación de la nefasta ley Wert; volviendo a la ley de interrupción del embarazo tal cual se legisló por el gobierno socialista; derogando la ley Mordaza; restauración del principio de Justicia Universal; volviendo a la Sanidad Universal y dando prioridad a la Educación pública. Todas estas leyes están directa o indirectamente ligadas al nacionalcatolicismo y al concepto de Orden Público del más genuino franquismo.
El Movimiento 15-M y las fuerzas progresistas van a estar presentes en las instituciones. En el Congreso de los Diputados el PP está en minoría. Ha llegado la hora de que franquismo y corrupción lleguen al fin de su nefasto camino. Los verdaderos heraldos de la democracia serán las redes sociales.  Para los voceros y boceras del régimen del 78, ya nada será igual…




IMÁGENES AGÓNICAS DEL FRANQUISMO Y DEL NACIONAL-CATOLICISMO


El dedo divino de Rajoy

















HEMEROTECA