Páginas vistas en total

jueves, 24 de noviembre de 2016

UN CASTELLET DE SENSUALIDAD





La colla castellera dels Arreplegats de la Zona Universitària ha volgut encetar el tram d'hivern 2016-17 amb un vídeo carregat de sensualitat. A l'espot, titulat "#FemHo", s'alternen imatges d'actuacions castelleres, amb seqüències de situacions íntimes. El clip, que es va publicar aquest dilluns, ja compta amb més de 1.000 visualitzacions.
Els Arreplegats van néixer el 1995 amb l'objectiu d' "acostar el món dels castells a la comunitat universitària", segons expliquen el seu web. Tots els que els vulguin veure, durant aquest tram d'hivern participaran en les diades de Marracos, Passarells i Ganàpies.


sábado, 19 de noviembre de 2016

CÓMO Y CUÁNDO TOCAR A UNA MUJER


Por Pedro Taracena Gil

Periodista


He visto con mucha atención el vídeo de Álvaro Reyes, CÓMO Y CUÁNDO TOCAR A UNA MUJER, que sin duda es una obra maestra de un preparador personal. Ha creado un texto muy pedagógico conducido con una visión didáctica muy práctica y accesible. Huye del machismo con el cual ilustra su portada, un tío que desde la prepotencia del que va  conduciendo su vehículo, le agarra el culo a una tía que lleva unos pantalones vaqueros muy sexi.
Sin duda es una lección magistral. Un alarde de saber planificar una secuencia práctica, para gestionar las emociones que se producen entre una mujer y un hombre. Técnicas de aproximación, intimación y seducción. Para saber abordar y moverse en un clima agradable, huyendo de parecer patoso, descortés, acosador o simplemente mal educado. Tratando en todo momento de salvar los complejos que pudieran existir y los prejuicios de se deben de intuir y saber disipar. En resumen un seductor del siglo XXI. Simpático, atractivo, sensual, sexual y hasta elegantemente erótico.
Álvaro Reyes hace extensible, en un alarde de naturalidad, aplicar estas técnicas para relacionarse, entre hombres y mujeres y entre personas en general. Bien es verdad que cuando habla de este tipo de relaciones, siempre se dirige al hombre como el sujeto que toma la iniciativa, hacia una mujer u hacia otro hombre. Entre jóvenes que desean encontrar la amistad en todos sus grados de intensidad. Siempre en base al contacto físico.
Como hombre me he puesto en el lugar de Álvaro y también a través de la empatía, en lugar de otro hombre y de una mujer. El experimento me ha funcionado. La mujer acepta con agrado este tipo de ligón. Respetuoso, tierno, cariñoso y dulcemente tocón. Y otro hombre también admite los besos amicales en la mejilla, el apretado del abrazo consciente y la conducción tomando por el brazo a un amigo al pasear juntos. Sin duda los hombres en la actualidad hemos roto el rígido protocolo impuesto, de que los hombres debían de mantener una cierta  distancia, donde no cupieran emociones naturales. Si el peluquero te da un masaje con maestría en el cuero cabelludo, mientras te lava la cabeza, lo normal es que sientas una voluptuosidad natural.
Pero la misma empatía que he utilizado para entender el rol de hombre, con otro hombre y con una mujer, he observado y analizado que Álvaro Reyes otorga al hombre la exclusividad de la iniciativa. Quizás no haya investigado cuál es la actitud y aptitud de la mujer del siglo XXI en este tema. Es decir, el hombre en el eterno papel de activo y la mujer en el pasivo. Sus consejos sólo evitarían el acoso y los malos modales, pero no establece una cualidad primordial que es la Igualdad de género. ¿O es que pensamos que a las mujeres les está vetado expresar sus sentimientos, sensaciones y emociones a los hombres?
La modelo que pacientemente le acompaña en el vídeo, presenta una imagen que nada tiene que ver con una joven del siglo XXI. Que quizás sea víctima de acoso a través de las redes sociales o quizás través de su propio móvil. Es difícil comprender que el acosador del móvil, escuche la lección magistral del perfecto galán seductor, que con toda su buena voluntad y maestría didáctica ha pretendido el autor del vídeo.







domingo, 13 de noviembre de 2016

LA SEXUALIDAD EN EL ANTIGUO PERÚ

LUIS MIRANDA
Reportaero gráfico



“En realidad estoy aprendiendo, tengo muchos defectos técnicos por no haber estudiado este tema académicamente”. Así se expresaba Luis Miranda cuando descubrí tu arsenal fotográfico en su perfil de Facebook. No importa, le contesté, has sido capaz de captar con mucha fuerza la expresión y la sensualidad de tus modelos. Es impresionante:
“Empecé a hacer fotos de muy joven como una manera de retener mis momentos de felicidad y de las imágenes que me hacían feliz. De niño quise ser pintor, pero mi familia desalentaba esa posibilidad porque la veía poco rentable. Pero nunca dejó de celebrar mi habilidad con el arte. Finalmente estudié periodismo. Publiqué un libro con mis mejores crónicas hace 4 años. Desde hace 13 años trabajo en la televisión como reportero. Y desde hace casi 3 años hago fotografías con una cámara semiprofesional, la Nikon D90”.
En breves palabras Miranda ha sido capaz de explicar de qué forma ha encauzando su vocación a través de las diferentes etapas de su vida. Si bien en principio Perú ha perdido un pintor, sí es verdad que se ha dotado de un excelente periodista gráfico, poniendo toda su pasión en el retrato, la parte más humanista del universo fotográfico.
Debo de confesar que contemplando la obra de este artista desde Madrid (España), se recibe una lección magistral de alto nivel antropológico. Sin embargo sus retratos son un alarde de sencillez y naturalidad.
“Tomé la fotografía con mucha seriedad desde que el pueblo de Mórrope me confió la elaboración de un libro sobre su cultura viva. Las fotos nos remiten al pasado y a la vez al orgullo de la raza. Son fotos sobre los descendientes de la cultura mochica, del norte peruano. Imágenes en una salina o mina de sal donde ellos trabajan. Son la gente lo más humilde posible, trabajan en el desierto más seco, y el agua que se ve allí es una filtración marina”.
Cuando yo le respondía: ¡Qué suerte que tuviste de hacerles estos reportajes! Él me contestaba que si yo sabía algo de los mochicas. Mi respuesta era un no basado en mi ignorancia crasa sobre estos ancestros del Nuevo Mundo.
“Mi primera idea fue desnudar la raza mochica, que permanece pura o casi pura en ese pueblo en medio del desierto. Es gente muy tímida, y fue difícil, pero en el trayecto fui aprendiendo más de ellos. El Perú es un país de 6000 años de civilización, con templos que datan de los albores de la civilización mundial, con la misma fecha de Mesopotamia, o quizá antes y esa memoria está en ese pueblo. Los mochicas eran un pueblo muy escultórico, sus vasijas son impresionantes, con la misma sencillez pudieron retratar una sonrisa que un acto sexual explícito”.
Es una idea muy bella y poética... le respondí. Luis tiene una sensibilidad que me seduce a través de sus fotos... Es sensacional que me haya traído hasta Europa a esos hombres tan vivos y tan de carne y hueso que han hecho vibrar en mí las vivencias de aquella cultura... Me he quedo impresionado porque trataban el sexo como algo natural, positivo y bueno.
“Bueno, ahora la fotografía es una obsesión, me permite relacionarme de una manera muy positiva con la gente. La imagen es como un hijo que producen el fotógrafo y el personaje fotografiado”

Pedro Taracena Gil

Periodista

Enlace:
http://www.tarata21.com/2013/02/la-sexualidad-en-el-antiguo-peru-los.html

LA SEXUALIDAD EN EL ANTIGUO PERÚ PLASMADA EN LA CERÁMICA ANCESTRAL















LUIS MIRANDA
































LUIS MIRANDA

viernes, 11 de noviembre de 2016

LA OTRA VIDA DE CRISTO





Según unas cartas escritas supuestamente por sus propios hermanos, Jesús de Nazaret no tenía ninguna naturaleza divina y tampoco fue crucificado como dicen. Unas cartas escritas presuntamente por integrantes de la familia de Jesús encontradas poco tiempo después de su muerte contradicen los aspectos que fundamentan el cristianismo, según ha indicado el profesor James Tabor, del Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos), a través del documental ‘La familia secreta de Jesús‘.


LA OTRA VIDA DE CRISTO



LA NATURALEZA HUMANA DE CRISTO


LUIST SAPIEL MAGASINE




THE ORTHODOX CALENDAR 2016

MI PERSONAL LECTURA TEOLÓGICA DE LA SEXUALIDAD

Por Pedro Taracena

Observando estas imágenes de hombres consagrados, aunque fuere desde el punto de vista teológico más laso, suponen una transgresión de los valores de pureza,  pudor y virginidad, tradicionalmente aceptados por la observancia ortodoxa. No obstante, me voy a permitir hacer una lectura más realista contemplando que la segunda persona de la Santísima Trinidad, se hizo hombre manteniendo dos naturalezas, divina y humana.
Si el Cristo poseía las dos naturalezas, no sería razonable mutilar una de ellas o castrar atributos que la caracterizan y constituyen. Y como consecuencia de esta semejanza  con el resto de los hombres, la lógica divina no contemplaría someter a la humanidad a esta contradicción. Ateniéndome siempre a los principios de humanidad, debería ser verosímil que el Cristo tuviera un desarrollo humano sacralizando todo aquello que Dios había dispuesto. Evidentemente me estoy refiriendo a la sexualidad inherente a la persona humana de Cristo en particular, y al género humano en general.
Quizás sea un atrevimiento por mi parte, pero quizás los diseñadores de estas secuencias, no estuvieran realizando una acción trasgresora sino una lectura teológica, más acorde con la nueva interpretación de los signos de los tiempos. Estas situaciones presentadas en esta galería de imágenes, sacralizan la sensualidad, la sexualidad y el erotismo. Más aún, libres de prejuicios y complejos muestran el misticismo de la condición sexual del ser humano. Esta interpretación presenta al Dios más Hombre y al Cristo más Dios.
La sexualidad como valor positivo y el gozo erótico, son virtudes que engrandecen al ser humano y le asemejan más a Dios. La sexualidad se ensambla en el amor sin entender de géneros. La genitalidad sirve para la procreación mediante el ayuntamiento de una mujer y un hombre. No obstante, la sexualidad hace iguales a hombres y mujeres, y es la expresión de su amor sin distinción de género. Esa es la grandeza de la naturaleza humana del Cristo hecho hombre.

GALERÍA DE IMÁGENES