Páginas vistas en total

TEXTURAS NATURALES


Por Pedro Taracena Gil

Cuando cayó en mis manos esta colección de desnudos yo venía de realizar un  reportaje sobre los albores de la primavera. Ambos reportajes tenían un tema en común: la naturaleza. Tal era mi convencimiento que decidí montar una fusión. El cuerpo humano y la naturaleza.
No obstante me asaltaron no pocas dudas y reparos, sobre si debía o no, podía o no, quería o no, publicar este reportaje tal cual ha quedado editado. Esta colección de desnudos es la expresión sensual, sexual, erótica y pornográfica, que además por ser de hombres desnudos y en estado de excitación, aporta un agravante en general por todos conocido. Porque la pornografía por dura que sea si es de mujeres está mejor vista y tolerada. Estamos educados los hombres para que la pornografía femenina nos aporte mayor grado de machismo, aunque se oculte y en privando reconozcamos que es gratificante y nada negativa.
Estos planteamientos me hicieron razonar que no era yo el que estaba dilucidando sobre la conveniencia o no de hacerla pública. Eran los prejuicios y complejos ancestrales los que estaban perturbando mi razonamiento en libertad. Pero mi reacción fue súbita. Yo debo, quiero y puedo romper con el paradigma. El sexo en reposo o en excitación es igual de positivo. La línea divisoria entre lo sensual, lo sexual, lo erótico y lo pornográfico, no se encuentra entre el bien y mal, lo moral o inmoral, lo natural o contra natura, no, todos estos aspectos dependen de la valoración subjetiva del individuo. Las prescripciones religiosas, los prejuicios sociales y en muchos casos la ausencia de una educación en el derecho inalienable que cada persona tiene a su realización sexual, son el filtro para que no seamos libres para vivir nuestra sexualidad y a la postre para que seamos felices.
Esta galería es una explosión de sensaciones y emociones, con la intención de provocar bienestar para cambiar el signo negativo en positivo: la lascivia, la concupiscencia, la libido y el pudor. En esta galería la honestidad, la lívido, la pureza, el recato y la virginidad, de ninguna forma se ven violados por el uso y disfrute de la sexualidad en libertad, respeto, igualdad y responsabilidad. Esta exposición es una incitación a vivir conforme a la naturaleza porque la sensualidad y la sexualidad son patrimonio de la humanidad en general y del ser humano en particular…









































































































































1 comentario: